Top Menu

Mantenimiento

Para que sus joyas luzcan como el primer día, Joyería Benssig pone a su disposición un servicio experto de mantenimiento de joyas. Todos nuestros clientes disfrutarán de un 50% de descuento sobre la tarifa de mantenimiento siempre que se trate de joyas adquiridas en Joyería Benssig. Nuestros artesanos joyeros hacen una puesta a punto que asegura la recuperación de su joya, que puede sufrir el desgaste propio del uso y de la exposición a agentes externos. El servicio de mantenimiento se compone asimismo de cuatro fases, que devolverá a su joya el brillo y apariencia original:

Limpieza de joyas


El mantenimiento de su joya comienza con un baño en agua jabonosa y un baño ultrasónico, que permite una limpieza a fondo, incluidas las zonas menos accesibles. La limpieza con ultrasonidos es adecuado para todas las joyas excepto en algunas piedras especialmente delicadas como esmeraldas o perlas, en estos casos la limpieza será acorde a las mismas y se procederá con el sumo cuidado que la pieza exige.

Revisión de engaste de piedras y perlas


Con la ayuda de la limpieza ultrasónica y el estudio de la joya por parte de nuestros expertos joyeros, se controla que su joya pueda sufrir la pérdida de alguna de las piedras. En estos casos, se procede a su ajuste o reengastado si fuera necesario.

Pulido y abrillantado


El pulido sirve para borrar las pequeñas marcas e imperfecciones que acumulan sus joyas por el uso, generalmente arañazos, devolviéndoles el brillo de una joya recién adquirida.

Rodiado


Pensado para sus joyas adquiridas en oro blanco. Este servicio consiste en un baño de rodio, de la pieza previamente pulida, para que adquiera de nuevo el característico color y brillo del oro blanco.

Abrillantamiento


El último paso para recobrar la brillantez propia de los metales preciosos. Este brillo se consigue con un servicio experto por parte de nuestros artesanos joyeros, con el uso de una pasta especial para dar brillo, dejando su joya resplandeciente.